Detalle del Altar Mayor

El Museo de Arte Sacro de Piedrahíta acerca a todos sus visitantes la historia y evolución de la Iglesia de la Asunción, desde sus inicios de construcción en el siglo XIII, cuando la Reina Doña Berenguela de Castilla dona lo que fuera su Fortaleza para hacer un templo, antes de 1246.

Los restos testigo de la antigua fortaleza podemos verlos en el muro sur de la iglesia, en el antiguo aljibe o recogida de aguas, que hoy se corresponde con la Capilla del Alba y sobre todo, en el acceso y ascenso al campanario, ya que las escaleras son las de la antigua Torre del Homenaje del que fuese Castillo de la Reina.

Teniendo en cuenta el conjunto del edificio, la Iglesia de Piedrahíta no tiene un estilo definido, si no una sucesión de estilos.

Pese a que en su proceso de formación en el plano espacial se realizan catedrales góticas, nuestro templo presenta muros muy toscos, muy medievales, con escasos vanos .

La Casa de Alba va a ser el principal patrocinador del templo, en la época del Castillo de los Alba (no confundir con el de la Reina), personalidades del mundo del arte dejarán su huella en la iglesia, y será tradición… hasta el siglo XVIII, cuando los artistas que trabajaron en el Palacio Neoclásico Francés que conservamos en la Villa, dejaran su huella en el templo.

La Planta del edificio se acerca a lo que en Arte denominamos Cruz Latina, tiene varias Capillas de los siglos XVI y XVII, destacando la Capilla de Los Girón, del Miserere (dedicada a la Pasión de Cristo), La Capilla de Lope de Tamayo (o de San Andrés), Capilla de Los Vergas (dedicada a la Virgen) y Capilla del Alba o Cisterna (subterránea).

En el patrimonio artístico del museo podemos ver grandes obras maestras de la Arquitectura, Escultura y Pintura, pero el papel de la Orfebrería ocupa un lugar principal en el templo y su escaparate, son los antiguos archivos de la iglesia, situados en sacristía: un espacio espectacular decorado con Grisallas, pinturas murales cuya técnica es el huevo, en 1586.

La pintura mural fue espectacular en todo el templo aunque hoy sólo queden vestigios y pistas de aquella grandeza.

La Capilla mayor o presbiterio, guarda tras su retablo barroco de columnas salomónicas, entre los que destacan figuras como una Asunción rodeada de ángeles y querubines, y una Santa Teresa de Jesús de la escuela de Gregorio Fernández, unas pinturas murales únicas en Castilla y León: Se trata de un retablo que mal llamado se conoce como “pinturas al fresco”, con influencias italianas de Giotto, atribuidas a Rodríguez de Toledo, el cual en el siglo XV estuvo decorando el Castillo de los Duques de Alba de Piedrahíta.

Otras Joyas a destacar son el Púlpito de madera de nogal tallada, que une lo fantástico y lo divino, y el retablo de Santa Ana: obra enigmática basada en los Evangelios Apócrifos, prohibida durante el Concilio de Trento y digna de admiración y estudio. Su estilo es Hispano Flamenco y muestra unos avances revolucionarios en el arte.

En Imaginería destacamos el Cristo del Miserere o de las Batallas con un naturalismo y realismo que nos traslada al dolor y sufrimiento del castigo, pero también conservamos un cristo tardo-románico de la primera construcción de la iglesia, con gran hieratismo, arcaico.

Una Piedad del Gótico Borgoñón que nos da paso al retablo de la Coronación de la Virgen, son sólo algunos de los secretos que tendrás que describir visitando el museo.

El Coro, desde 1718 se presenta noble y con peso tras una reja de estilo palaciego que firma Pierre Joseph Duperrier, maestro que estuvo trabajando en el Palacio de los Duques de Alba y que además, realizó también las rejas del altar mayor.

Para finalizar, no podemos olvidar que nuestro museo incluye el sosegado paseo por un elegante claustro renacentista con 6 arcos, de medio punto peraltados, en cada tramo. Este claustro a su vez comunica con la antigua muralla de la Villa de Piedrahíta, por donde tiene acceso y donde quizá la reina tuviera escondite en caso de amenaza, cuando tenía en este lugar su Fortaleza.

Os invitamos a visitar el Museo de Arte Sacro de Piedrahíta, a viajar en el tiempo unos siglos atrás y entender el proceso de la evolución social de un pueblo con el reflejo de la historia del arte.

Abierto todos los Sábados de 11:30 a 13:30 . Flexibilidad para grupos.

Gracias a todas las Voluntarias y Voluntarios por hacerlo posible.

Rodrigo González Labrador

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email
0